Loading...

domingo, 15 de junio de 2014

¿COMO VIVES TU ESTE DÍA DEL PADRE? ¿CON AMOR O CON RENCOR?

¿COMO VIVES TU ESTE DÍA DEL PADRE?   ¿CON AMOR O CON RENCOR?

Hoy es el día del padre: 

¿sabes que es un ser humano que puede  equivocarse y cometer errores?

¿Sabes que en silencio a ora y también pide perdón por sus desaciertos?, 

¿Qué se esfuerza a diario por hacer realidad tus y sus sueña?,

¿Que ríe y disfruta como también, llora y sufre por tus éxitos y fracasos?

MÁS ALLÁ DE TODO LO QUE PUEDAS HABER VIVIDO Y PASADO EN TU VIDA. LOS PADRES SERÁN ETERNAMENTE TUS PADRES.

FELIZ DÍA PADRES- ABUELOS, PADRES-PADRES, PADRES-HIJOS, PADRES-NIETOS.


Con todo el amor del mundo mi eterno agradecimiento a mis padres quienes  con sus aciertoS y equivocaciones, su amor y consejo me ayudaron a formarme Dios creador los conserve en su templo de amor eternamente. Gracias Atahualpa Zeña Jiménez,  Isaías Porras Jiménez, José Manuel Porras Jiménez, Juan Falla Jiménez,  Desiderio Medina Jiménez.

¿COMO VIVES TU ESTE DIA DEL PADRE? ¿CON AMOR O CON RENCOR?

 Las generaciones actuales enfrentan enormes desafíos en cuanto a mantener intacto el hogar, atender las necesidades de los hijos y cuidar de padres ancianos en medio de la alocada vida moderna. 

Entre éstos, la relación con los padres a veces sufre desproporcionalmente. Hijos y padres a menudo viven lejos, se comunican poco y llega el momento cuando lo único que los une son los recuerdos de la niñez y la herencia. En los próximos párrafos buscamos inspiración en la Palabra de Dios para sostener y mejorar esta relación tan importante.

Jesús entendía perfectamente el significado de “honra a tu padre y a tu madre” (Éxodo 20:12). Él mismo inmortalizó en la cruz su solicitud por María, su madre, al pedirle al joven discípulo Juan que se encargase de ella. Pero, ¿qué significa honrar a nuestros padres en nuestros días? Ayuda saber que en el idioma hebreo, la lengua original de este mandamiento, “honrar” (Kabad) a nuestros padres es reconocer que son personas de peso, personas enriquecidas de valor, personas de importancia.1

En el Antiguo Testamento, honrar a los padres se consideraba algo tan sagrado y solemne como la observancia misma del santo sábado. Levítico 19:3 confirma: “Cada uno temerá a su madre y a su padre, y mis días de reposo guardaréis. Yo Jehová vuestro Dios”. Así lo entendió y practicó el rey Salomón, quien al recibir la visita de su madre en el palacio “se inclinó ante ella” y la hizo sentar a la diestra de su trono (1 Reyes 2:19). Con mucha razón entonces escribió más tarde: “¡haz, pues, que tu padre y tu madre se sientan felices y orgullosos!” (Proverbios 23:25, DHH). Para el sabio, no hay edad en la que los padres no sean objeto de honra. En Proverbios 23:22 instruyó: “cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies”. Despreciar es cortar de tajo; en cambio, menospreciar es herir por partes. En cualquiera de los casos es despojarlos del valor que Dios les concedió. Despreciar es lo opuesto de “honrar”. Toda deshonra a los padres, según el pasaje del Antiguo Testamento, hace “maldito” al hijo que lo comete (Deuteronomio 27:16).


Toda maldad hecha contra los padres, es denigrante para el hijo que la practica. Advierte el verso bíblico: “El que roba a su padre o a su madre, e insiste en que no ha pecado, amigo es de gente perversa” (Proverbios 28:24. NVI).